Trastorno Bipolar

Información General

Es un trastorno mental que se caracteriza por episodios extremos de manía y depresión que causan cambios drásticos de comportamiento. Los períodos de sentirse triste o deprimido pueden alternar con períodos de sentirse muy feliz y activo o malhumorado e irritable. El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres. Con frecuencia comienza en la adolescencia o durante la temprana adultez y continúa a través de toda la vida. La causa exacta se desconoce, pero se presenta con mayor frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno

En la mayoría de las personas con trastorno bipolar, no hay una causa clara para los períodos (episodios) de extrema felicidad y mucha actividad o energía (manías) o de depresión y baja actividad o energía (depresión).

La fase maníaca puede durar de días a meses. Puede incluir los siguientes síntomas:

  • Fácil distracción
  • Participación excesiva en las actividades
  • Poca necesidad de sueño
  • Deficiente capacidad de discernimiento
  • Control deficiente del temperamento
  • Comportamientos imprudentes y falta de autocontrol, como beber, consumir drogas, tener relaciones sexuales con muchas parejas, apostar y hacer gastos exagerados
  • Estado de ánimo muy irritado, pensamientos apresurados, hablar mucho y tener creencias falsas acerca de sí mismo o de sus capacidades

El episodio depresivo puede incluir estos síntomas:

  • Tristeza o estado de ánimo deprimido diariamente
  • Problemas para concentrarse, recordar o tomar decisiones
  • Problemas en la alimentación como inapetencia y pérdida de peso o consumo exagerado de alimentos y aumento de peso
  • Fatiga o desgano
  • Sentimientos de minusvalía, desesperanza o culpa
  • Pérdida del placer de realizar actividades que alguna vez disfrutaba
  • Pérdida de la autoestima
  • Pensamientos de muerte o suicidio
  • Dificultad para conciliar el sueño o dormir demasiado
  • Alejarse de los amigos o las actividades que alguna vez disfrutaba

Las personas con trastorno bipolar están en alto riesgo de cometer suicidio. Pueden consumir alcohol u otras sustancias en exceso.
Los episodios de depresión son más frecuentes que los de manía. El patrón no es el mismo en todas las personas con trastorno bipolar:

  • Los síntomas de depresión y manía pueden ocurrir juntos, lo cual se llama estado mixto.
  • Los síntomas también pueden ocurrir inmediatamente uno después de otro, lo cual se denomina un ciclo rápido.

Si usted considera que está presentando un Trastorno Psicológico lo invitamos a realizar un Test en Línea o llamar a nuestra clínica para conocer más a su problemática.

Persona Triste

DSM V

Para un diagnóstico de trastorno bipolar I es necesario que se cumplan los criterios siguientes para un episodio maníaco. Antes o después del episodio maníaco pueden haber existido episodios hipomaníacos o episodios de depresión mayor.

Episodio maníaco
A. Un período bien definido de estado de ánimo anormal y persistentemente elevado, expansivo, irritable, y un aumento anormal y persistente de la actividad o la energía, que dura como mínimo una semana y está presente la mayor parte del día, casi todos los días (o cualquier duración si se necesita hospitalización).
B. Durante el período de alteración del estado de ánimo y aumento de la energía o la actividad existen tres (o más) de los síntomas siguientes (cuatro si el estado de ánimo es sólo irritable) un grado significativo y representan un cambio notorio del comportamiento habitual:

  1. Aumento de la autoestima o sentimiento de grandeza.
  2. Disminución de la necesidad de dormir (p. ej., se siente descansado después de sólo tres horas de sueño).
  3. Más hablador de lo habitual o presión para mantener la conversación.
  4. Fuga de ideas o experiencia subjetiva de que los pensamientos van a gran velocidad.
  5. Facilidad de distracción (es decir, la atención cambia demasiado fácilmente a estímulos externos poco importantes o irrelevantes), según se informa o se observa. -
  6. Aumento de la actividad dirigido a un objetivo (social, en el trabajo o la escuela, o sexual) o agitación psicomotora (es decir, actividad sin ningún propósito no dirigida a un objetivo).
  7. Participación excesiva en actividades que tienen muchas posibilidades de consecuencias dolorosas (p. ej., dedicarse de forma desenfrenada a compras, juergas, indiscreciones sexuales o inversiones de dinero imprudentes).

C. La alteración del estado del ánimo es suficientemente grave para causar un deterioro importante, en el funcionamiento social o laboral, para necesitar hospitalización con el fin de evitar el daño a sí mismo o a otros, o porque existen características psicóticas.

D. El episodio no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento, otro tratamiento) o a otra afección médica.

Nota: Un episodio maníaco completo que aparece durante el tratamiento antidepresivo (p, ej., medicación, terapia electroconvulsiva), pero persiste en un grado totalmente sindrómico más allá del efecto fisiológico de ese tratamiento, es prueba suficiente de un episodio maníaco y, en consecuencia, un diagnóstico de trastorno bipolar L

Nota: Los Criterios A-D constituyen un episodio maníaco. Se necesita al menos un episodio maníaco a lo largo de la vida para el diagnóstico de trastorno bipolar I.

Episodio hipomaníaco
A. Un período bien definido de estado de ánimo anormal y persistentemente elevado, expansivo o irritable, y un aumento anormal y persistente de la actividad o la energía, que dura como mínimo cuatro días consecutivos y está presente la mayor parte del día, casi todos los días.

B. Durante el período de alteración del estado de ánimo y aumento de la energía y actividad, han persistido tres (o más) de los síntomas siguientes (cuatro si el estado de ánimo es sólo irritable), representan un cambio notorio del comportamiento habitual y han estado presentes en un grado significativo:

  1. Aumento de la autoestima o sentimiento de grandeza.
  2. Disminución de la necesidad de dormir (p. ej., se siente descansado después de sólo tres horas de sueño).
  3. Más hablador de lo habitual o presión para mantener la conversación.
  4. Fuga de ideas o experiencia subjetiva de que los pensamientos van a gran velocidad.
  5. Facilidad de distracción (es decir, la atención cambia demasiado fácilmente a estímulos externos poco importantes o irrelevantes), según se informa o se observa.
  6. Aumento de la actividad dirigida a un objetivo (social, en el trabajo o la escuela, o sexual) o agitación psicomotora.
  7. Participación excesiva en actividades que tienen muchas posibilidades de consecuencias dolorosas (p. ej., dedicarse de forma desenfrenada a compras, juergas, indiscreciones sexuales o inversiones de dinero imprudentes).

C El episodio se asocia a un cambio inequívoco del funcionamiento que no es característico del individuo cuando no presenta síntomas.

D La alteración del estado de ánimo y el cambio en el funcionamiento son observables por parte de otras personas.
El episodio no es suficientemente grave para causar una alteración importante del funcionamiento social o laboral, o necesitar hospitalización. Si existen características psicóticas, el episodio es, por definición, maniaco.
El episodio no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento, otro tratamiento).

Nota: Un episodio hipomaniaco completo que aparece durante el tratamiento antidepresivo (p. ej., medicación, terapia electroconvulsiva), pero persiste en un grado totalmente sindrómico más allá del efecto fisiológico de ese tratamiento, es prueba suficiente de un episodio hipomaniaco. Sin embargo, se recomienda precaución porque uno o dos síntomas (particularmente el aumento de la irritabilidad, nerviosismo o agitación después del uso de antidepresivos) no se consideran suficientes para el diagnóstico de un episodio hipomaniaco, ni indica necesariamente una diátesis bipolar.

Nota: Los criterios A-F constituyen un episodio hipomaniaco. Los episodios hipomaniacos son frecuentes en el trastorno bipolar I, pero no son necesarios para el diagnóstico de trastorno bipolar I.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la causa del trastorno Bipolar? Los estudios muestran que del 80 al 90 por ciento de las personas que presentan este trastorno tienen parientes con alguna forma de depresión.
Otras investigaciones sugieren que la enfermedad puede ser causada por un desequilibrio bioquímico lo cual altera el ánimo de la persona. Este desequilibrio puede ser por causa de una producción irregular de hormonas o de un problema con ciertos neurotransmisores, los cuales son químicos en el cerebro que actúan como mensajeros a las neuronas cerebrales.

¿Se puede controlar? El trastorno bipolar no es una enfermedad curable, pero con los tratamientos actuales, se puede lograr una mejoría sustancial de los síntomas. Además del tratamiento psicológico y psiquiátrico CADE cuenta con una nueva tecnología (Estimulación Magnética Transcraneal Profunda) que permite trabajar de manera multidisciplinaria este trastorno.

Comorbilidad

Se calcula que dos terceras partes de las personas que sufren trastorno bipolar van a sufrir además algún otro tipo de trastorno, de entre ellos destacan los trastornos por usos de sustancias. También son bastante frecuentes los trastornos de ansiedad concurrentes.

Caso Clínico

Paciente femenina de 33 años, presenta síntomas de agitación, se muestra muy agresiva y arremete contra todo aquel que no esté de acuerdo con ella. A la edad de 24 años fue diagnosticada con un episodio depresivo, en el cual refería no tener ánimo de hacer nada, sentirse inadecuada, manifestaba llanto descontrolado y mucha apatía, incluso expresaba que no sabía qué rumbo tomaría su vida, este episodio se desencadenó a raíz del rompimiento de su compromiso. Logra encontrar un trabajo en la compañía familiar, a ratos expresa sentir que se desborda, al sentir que puede decepcionar a la persona que le consiguió el puesto, de acuerdo a los comentarios de sus colaboradores, se torna muy irritable con sus subordinados, es demandante, suele trabajar más horas de la jornada laboral y usualmente olvida entregar sus reportes a tiempo. Cuando se le hace la observación refiere que su jefe está exagerando y que no observa todos los esfuerzos que ella realiza. En la última semana quiere renunciar debido a que se siente muy presionada y se siente incapaz de cumplir con los requerimientos laborales.

Nuestro Modelo de Tratamiento

CADE ofrece un tratamiento multidisciplinario, basado en la elaboración de un diagnóstico y un plan de intervención individual, acorde a las características y necesidades del paciente.

Un trastorno psicológico y/psiquiátrico tiene generalmente un origen genético y/o biológico detonado por experiencias difíciles y/o traumáticas tempranas o actuales que conducen al individuo a enfermarse. Por lo tanto, la intervención clinica en estos trastornos implica necesariamente el trabajo multidisciplinario de psiquiatría, psicología, medicina, nutrición y terapias complementarias. El tratamiento puede ser externo, interno o semi- interno.

Persona Triste

MAS DE 19 AÑOS TRABAJANDO PARA TU SALUD

Tests Psicológicos

Si usted considera que está presentando un trastorno psicológico lo invitamos a realizar un Test en Línea que se acerque a su problemática.



Servicio a otros Profesionales

Cualquier Profesional de la Salud mental puede realizar un ingreso con nosotros. CADE otorga el apoyo a su Tratamiento: Médicos, Psicólogos, Psiquiatras, Nutriólogos



Estimulación Magnética
Transcraneal Profunda

Es un tratamiento innovador de la neuropsiquiatría, que se basa en crear campos magnéticos alternados de manera rápida, para generar la estimulación neuronal no invasiva, la cual permite incrementar mayores conexiones y logarar una mejoría en los pacientes.

Contacto

¡Gracias por contactarnos! Nos pondremos en contacto lo más breve posible

SIGUENOS A TRAVES DE REDES SOCIALES

CORREO: informes@cade.org.mx

TELÉFONO: (33) 12 04 03 43

(33) 12 04 03 44

(33) 33 43 73 47

(33) 14 85 14 85