TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO

Información General

Las personas que sufren trastorno obsesivo compulsivo, sienten mucha ansiedad y malestar, pues ellos no deciden estas ideas recurrentes de carácter desagradable.

Las obsesiones pueden aparecer como imágenes, pensamientos o impulsos no deseados. Para “neutralizarlas” los individuos utilizan las compulsiones o actos repetitivos que aparecen como un impulso con el fin de “amortiguar” la obsesión, y una forma de aliviar la angustia.

Generalmente estos mecanismos son deficientes pues no están relacionadas de manera real con el evento que ocasiona trauma o temor y requieren de una gran inversión de energía del paciente que termina por desgastarse y alterar su funcionamiento.

Si usted considera que está presentando un Trastorno Psicológico lo invitamos a realizar un Test en Línea o llamar a nuestra clínica para conocer más a su problemática.

Persona Triste

DSM V

A. Presencia de obsesiones, compulsiones o ambas:
Las obsesiones se definen por (1) y (2):

  • Pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan, en algún momento durante el trastorno, como intrusas o no deseadas, y que en la mayoría de los sujetos causan ansiedad o malestar importante.
  • El sujeto intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o neutralizarlos con algún otro pensamiento o acto (es decir, realizando una compulsión).
  • Comportamientos (p. ej., lavarse las manos, ordenar, comprobar las cosas) o actos mentales (p. ej., rezar, contar, repetir palabras en-silencio) repetitivos que el sujeto realiza como respuesta a una obsesión o de acuerdo con reglas que ha de aplicar de manera rígida.
  • El objetivo de los comportamientos o actos mentales es prevenir o disminuir la ansiedad o el malestar, o evitar algún suceso o situación temida; sin embargo, estos comportamientos o actos mentales no están conectados de una manera realista con los destinados a neutralizar o prevenir, o bien resultan claramente excesivos.

Nota: Los niños de corta edad pueden no ser capaces de articular los objetivos de estos comportamientos o actos mentales.

B. Las obsesiones o compulsiones requieren mucho tiempo (p. ej., ocupan más de una hora diaria) o causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

C. Los síntomas obsesivo-compulsivos no se pueden atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento) o a otra afección médica.

D. La alteración no se explica mejor por los síntomas de otro trastorno mental (p. ej., preocupaciones excesivas, como en el trastorno de ansiedad generalizada; preocupación por el aspecto, como en el trastorno dismórfico corporal; dificultad de deshacerse o renunciar a las posesiones, como en el trastorno de acumulación; arrancarse el pelo, como en la tricotilomanía [trastorno de arrancarse el pelo]; rascarse la piel, como en el trastorno de excoriación [rascarse la piel]; estereotipias, como en el trastorno de movimientos estereotipados; comportamiento alimentario ritualizado, como en los trastornos de la conducta alimentaria; problemas con sustancias o con el juego, como en los trastornos relacionados con sustancias y trastornos adictivos; preocupación por padecer una enfermedad, como en el trastorno de ansiedad por enfermedad; impulsos o fantasías sexuales, como en los trastornos parafílicos; impulsos, como en los trastornos disruptivos, del control de los impulsos y de la conducta; rumiaciones de culpa, como en el trastorno de depresión mayor; inserción de pensamientos o delirios, como en la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos; o patrones de comportamiento repetitivo, como en los trastornos del espectro autista).

Preguntas frecuentes

1. ¿De qué manera puede afectar tener Trastorno Obsesivo Compulsivo en la vida cotidiana? El Trastorno Obsesivo Comp

ulsivo está asociado con una menor calidad de vida, así como con altos niveles de deterioro en la vida social y laboral. El deterioro puede ser debido al tiempo en que se emplea en las obsesiones y las compulsiones.

2. ¿Qué tipo de creencias tienen? Muchas de las personas con el trastorno obsesivo-compulsivo tienen creencias exageradas respecto al perfeccionismo, necesidad de control, sentido exacerbado de la responsabilidad, predisposición a vivir situaciones cotidianas de manera muy amenazante, intolerancia a la incertidumbre, estas ideas ocasionan un fuerte grado de disfunción en la persona.

3. ¿Por qué evitan ciertas cosas? Las personas con este trastorno tienden a evitar personas, lugares y cosas que puedan desencadenar las obsesiones y las compulsiones. Por ejemplo, los individuos con preocupación por la contaminación podrían evitar zonas públicas para reducir la exposición a los agentes contaminantes temidos.

4. ¿A qué edades suele aparecer el Trastorno Obsesivo Compulsivo? Pueden presentarse síntomas en niños preescolares, y aparecer manifestaciones tempranas del trastorno. La prevalencia es mayor en los inicios de la edad adulta.

5. ¿Qué factores pueden influir e incrementar la aparición del trastorno? La existencia del trastorno en los antecedentes heredofamiliares, puede desencadenar los síntomas; además estar sometido a una fuerte carga de estrés aumenta el riesgo de disparar la aparición de pensamientos intrusivos, rituales, etc.

6. ¿Qué otros padecimientos puedo desarrollar si tengo el trastorno obsesivo-compulsivo? El trastorno puede estar relacionado con: Depresión, trastornos en la alimentación, dermatitis por el frecuente contacto debido el constante lavado de manos, abuso del alcohol o de sustancias adictivas, en el peor de los casos presentar pensamientos y comportamientos suicidas.

Comorbilidad

Los individuos con Trastorno Obsesivo de la Personalidad con frecuencia tienen otras psicopatologías. Muchos adultos con el trastorno tienen un diagnóstico de por vida de ansiedad o un trastorno relacionado, como lo puede ser la depresión, trastorno de la conducta alimentaria o un trastorno bipolar. La comorbilidad con el trastorno de personalidad obsesivo- compulsivo también es frecuente en los individuos con Trastorno Obsesivo Compulsivo.

En un 30% los individuos con Trastorno Obsesivo Compulsivo también tienen un trastorno de tics a lo largo de su vida, con mayor prevalencia en la población masculina, que en alguna etapa de la niñez presentó Trastorno Obsesivo Compulsivo.

En los niños también es frecuente ver una triada compuesta por el Trastorno Obsesivo Compulsivo, el trastorno de tics y el trastorno por déficit de atención/hiperactividad.

Caso Clínico

Paciente femenina de 25 años, nacida en Colombia, casada, dedicada al hogar. Asiste a la consulta externa de la Unidad de Salud Mental por presentar un cuadro clínico de tres años de evolución, caracterizado por ansiedad asociada a una serie de ideas e imágenes intrusivas, cuyos contenidos estaban relacionados con la agresividad y la contaminación; teniendo que efectuar una serie de actos para atenuar la ansiedad que estos pensamientos generaban. EI cuadra se había iniciado con una serie de ideas relacionadas con la suciedad y contaminación de sus manos. Estos pensamientos, considerados absurdos por la paciente, se presentaban en forma súbita, intrusiva, en contra de su voluntad, generando gran ansiedad y obligándola a lavarse las manos muchas veces al día. Progresivamente dicha conducta empezó a volverse un ritual teniendo que lavárselas siete veces seguidas, las tres primeras con jabón y agua fría, las dos siguientes con agua caliente y las dos últimas con alcohol. Para luego secarlas con tres toallas diferentes que estuvieran completamente limpias. Si rompía el orden de esta secuencia tenía que comenzar de nuevo, invirtiendo una considerable cantidad de tiempo. La paciente siempre consideró este ritual como absurdo, y lo mantuvo en secreto por temor a que su familia la considerara "loca"; sin embargo, en varias ocasiones tuvo necesidad de consultar al médico debido a una dermatitis secundaria. Asociada a esta sintomatología, durante los últimos meses presentó mucha ansiedad y decide buscar ayuda profesional.

Nuestro Modelo de Tratamiento

CADE ofrece un tratamiento multidisciplinario, basado en la elaboración de un diagnóstico y un plan de intervención individual, acorde a las características y necesidades del paciente.

Un trastorno psicológico y/psiquiátrico tiene generalmente un origen genético y/o biológico detonado por experiencias difíciles y/o traumáticas tempranas o actuales que conducen al individuo a enfermarse. Por lo tanto, la intervención clinica en estos trastornos implica necesariamente el trabajo multidisciplinario de psiquiatría, psicología, medicina, nutrición y terapias complementarias. El tratamiento puede ser externo, interno o semi- interno.

Persona Triste

MAS DE 19 AÑOS TRABAJANDO PARA TU SALUD

Tests Psicológicos

Si usted considera que está presentando un trastorno psicológico lo invitamos a realizar un Test en Línea que se acerque a su problemática.



Servicio a otros Profesionales

Cualquier Profesional de la Salud mental puede realizar un ingreso con nosotros. CADE otorga el apoyo a su Tratamiento: Médicos, Psicólogos, Psiquiatras, Nutriólogos



Estimulación Magnética
Transcraneal Profunda

Es un tratamiento innovador de la neuropsiquiatría, que se basa en crear campos magnéticos alternados de manera rápida, para generar la estimulación neuronal no invasiva, la cual permite incrementar mayores conexiones y logarar una mejoría en los pacientes.

Contacto

¡Gracias por contactarnos! Nos pondremos en contacto lo más breve posible

SIGUENOS A TRAVES DE REDES SOCIALES

CORREO: informes@cade.org.mx

TELÉFONO: (33) 12 04 03 43

(33) 12 04 03 44

(33) 33 43 73 47

(33) 14 85 14 85