Ansiedad

Información General

La ansiedad es un síntoma muy común en la mayoría de las personas; todos en algún momento de nuestras vidas hemos sentido ansiedad en respuesta a numerosos eventos, pero en algunas ocasiones la ansiedad se presenta también sin un desencadenante aparente; la ansiedad tiene un fin determinado, la supervivencia del individuo; cuando nos enfrentamos a un peligro nuestro organismo se prepara para defenderse o para huir, es decir, se prepara para sobrevivir; entre los cambios que se producen para esta supervivencia hay físicos y psicológicos.

Los físicos incluyen incremento de la frecuencia cardiaca y del flujo sanguíneo hacia los músculos esqueléticos, tensión muscular; piel fría por disminución de la circulación sanguínea a este nivel; incremento de la presión arterial; sensación de mareo, náusea, etc.

Entre las sensaciones psicológicas podemos contar la sensación inicial de miedo que nos moviliza para alejarnos del peligro, la sensación más intensa de pánico y la sensación de muerte inminente, es decir, de que en ese preciso momento podemos morir; todos las sensaciones anteriores sirven, como hemos dicho, para movilizarnos y alejarnos del peligro, para sobrevivir; pero cuando todas estas respuestas ocurren en situaciones que no lo requieren, entonces empezamos a hablar de un trastorno de ansiedad, y los síntomas son todas las sensaciones ya descritas.

Pero cuando ya se trata de un trastorno de ansiedad los síntomas pueden ir en aumento; inicialmente podemos sentir ansiedad de baja intensidad en situaciones determinadas, posteriormente esta ansiedad incrementa en gravedad hasta volverse pánico; y las situaciones se extienden a otras similares, es decir, que si inicialmente nos producía ansiedad caminar solos de noche, después ya nos produce ansiedad el solo hecho de salir a la calle, agravándose los síntomas hasta tener una verdadera crisis de pánico. La crisis de pánico es la forma más grave de un trastorno de ansiedad; es bastante frecuente y muy incapacitante; sin previo aviso comenzamos a tener miedo, pánico, sensación de muerte inminente, se eleva la frecuencia cardiaca y la presión arterial, sentimos mareos, náuseas, sensación de dolor en el pecho, falta de respiración, sudoración fría, entre otros; al paso de los minutos estas sensaciones van disminuyendo hasta desaparecer por completo, pero nos dejan la sensación de que ocurrirán en cualquier momento, lo que nos incapacita para llevar una vida normal. Los trastornos de ansiedad están descritos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM V).

Persona Triste

¿Cuáles son los síntomas que presenta una persona que padece ansiedad?

A nivel cognitivo: Preocupación.
Inseguridad.
Dificultad para decidir.
Pensamientos negativos sobre uno mismo o sobre nuestra actuación ante los otros.
Temor a que se den cuenta de nuestras dificultades.
Temor a la pérdida de control.
Dificultades para pensar, estudiar o concentrarse.

A nivel físico: Sudoración.
Tensión muscular.
Palpitaciones y aumento de los latidos del corazón.
Temblores.
Molestias en el estómago.
Dificultades respiratorias.
Sequedad de la boca.
Dificultad para tragar.
Dolores de cabeza.
Mareos.
Nauseas.

A nivel motor: Evitar situaciones temidas.
Fumar, comer o beber en exceso.
Intranquilidad motora: movimientos repetidos, rascarse, tocarse.
Ir de un lado a otra sin una finalidad concreta.
Tartamudear.
Llorar.
Quedarse paralizado.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la Ansiedad? La Ansiedad es una respuesta normal que tiene el organismo delante de una amenaza ya sea externa o interna. La Ansiedad se puede presentar de diferentes formas: alteración en el pensamiento (preocupación y pensamientos negativos), aparición de síntomas físicos (tensión, taquicardia, mareo) y manifestación de conductas (evitación situación temida, fumar, tartamudeo).

¿La Ansiedad siempre es mala? En muchas ocasiones no lo es, sino que es adaptativa, como en una época de exámenes o antes de jugar un partido importante es normal sentir ansiedad. En el caso de un examen próximo, esta ansiedad hará que estemos mucho mejor preparados, y podamos estudiar y anticipar dicho examen.

¿Qué diferencia hay entre la Ansiedad y el Miedo? El miedo y la ansiedad están muy asociados. Hablamos de miedo como una emoción básica. En la Ansiedad también se produce una respuesta natural de nuestro organismo pero normalmente no es tanto una amenaza externa, sino interna y anticipatoria. En ambos casos, nuestro organismo se prepara ante las posibles consecuencias negativas de esa amenaza.

¿Qué diferencia hay entre Miedo y Fobia? El miedo es una emoción normal delante de una amenaza bien establecida. En cambio la Fobia es miedo IRRACIONAL delante de un estímulo que no es en sí peligroso o como mínimo no tan peligroso en relación a la intensidad del miedo que sentimos (cucarachas, arañas, etc.). Es normal sentir miedo al ver una película de terror o al presenciar un atraco. Por el contrario si no salimos de casa por miedo a encontrarnos un estímulo aversivo que nos pueda hacer daño, en este caso es una fobia, dado la intensidad y las conductas de evitación del miedo.

¿Y entonces qué es el Estrés y la Ansiedad? Hablamos de Estrés cuando las exigencias del entorno son mayores a los recursos que tiene la persona para satisfacer esta demanda. Por tanto el estrés dependerá de nuestra capacidad de adaptación. En el Estrés, como en el Miedo existe una amenaza, en este caso es una amenaza continua. La Ansiedad y el Estrés comparten muchos aspectos similares, en el estrés puedo desencadenar ansiedad, pero también otras emociones de alegría o enfado. Además el Estrés se asocia más con el cansancio o agotamiento.

¿La Angustia y el Miedo van acompañados? Sabemos que el miedo es una respuesta de nuestro organismo ante una amenaza. Pues bien hablamos de Angustia cuando esta amenaza no es reconocida en el exterior, es más bien una sensación de malestar interna que no somos capaces de identificar con claridad. ¿Todos tenemos el mismo miedo ante iguales situaciones? Definitivamente No. Cada persona percibe el miedo a las situaciones de forma diferente, de la misma forma que cada persona percibe la realidad de distinta manera. El miedo puede ser identificado en un objeto, persona o situación concreta, pero lo que produce miedo no es ese objeto, persona o situación concreta, sino las ideas o experiencias previas (pasado) y las ideas o experiencias que creemos que sentiremos (futuro) delante de ese objeto, persona o situación concreta.

¿Qué síntomas físicos produce la Ansiedad? Entre las respuestas fisiológicas más frecuentes encontramos: tensión muscular (para huir o enfrentarse a la amenaza), taquicardia (para mandar más sangre a los músculos), respiración rápida (para mandar oxígeno a los músculos). Otros de los síntomas pueden ser: sudoración, náuseas, inestabilidad, sensación de irrealidad, sensación de hormigueo, opresión en el pecho, escalofríos…Todas estas respuestas fisiológicas tienen como objetivo mantenernos prevenidos.

¿Si la Ansiedad nos ayuda, como es que puede llegar a ser tan perjudicial? El problema de la ansiedad es lo que denominamos “Miedo al Miedo”, cuando hemos sentido una fuerte ansiedad (que ha repercutido negativamente en nuestro organismo y en nuestra percepción de amenaza), tendemos a temer que esa situación pueda ocurrir de nuevo. Pensamos que en cualquier momento podemos volver a tener una crisis de ansiedad (explicado más adelante: ansiedad muy intensa) y queremos evitarlo a toda costa. La reacción normal ante esta situación es la que se denomina como “lucha o huida”, podemos afrontar el miedo o podemos evitar la situación que nos produce ansiedad. La evitación puede parecer el camino más fácil y sencillo, pero lo que conseguimos precisamente evitando el miedo, es aumentarlo. La próxima vez que tengamos que afrontar esa situación, el miedo será mucho mayor y nos costará más poder afrontarlo. ¿Cuándo se convierte esta Ansiedad en un problema? La Ansiedad se convierte en un problema cuando interfiere en nuestra vida. Cuando interfiere en nuestra vida personal, en nuestra vida relacional y en nuestra vida laboral. En definitiva, cuando altera nuestra vida diaria y nuestro estado de ánimo. Podemos sentir que estamos todo el día sin motivo aparente, que evitamos situaciones que antes hacíamos. A diferencia de la ansiedad patológica donde los estados de ansiedad soy intensos, de duración prolongada y suelen repetirse, en la Ansiedad Normal, podemos decir que son episodios que no suelen repetirse tan frecuentemente, tienen una intensidad y duración menor.

¿Qué diferencia hay entre la Ansiedad y las Crisis de Ansiedad? Existen diferentes tipos de ansiedad. La Ansiedad se puede manifestar de forma prolongada (Ansiedad más generalizada) o súbitamente (Crisis de Ansiedad). En la Crisis de Ansiedad (también denominada Crisis de Angustia o Ataque de Pánico) se manifiestan episodios bruscos e inesperados con o sin causa identificada de miedo intenso a perder el control o a que algo malo va a pasar. Se suelen presentar síntomas como: dificultad para respirar, dolor en el pecho, palpitaciones, sudación, temblores, sensación de mareo e inestabilidad, hormigueo, y nauseas. Es habitual durante las crisis tener pensamientos como: “voy a perder el control”, “voy a volverme loco”, “voy a morirme”. Es importante tener en cuenta de que los síntomas que se producen durante la Crisis de Ansiedad no son malos en sí, por tanto no nos vamos a asfixiar, no nos va a dar un ataque al corazón o muy difícilmente nos desmallaremos. Es importante trabajar estos pensamientos que tenemos durante la Crisis de Pánico y conseguir ser conscientes de nuestro propio organismo. Entre los Trastornos de Ansiedad podemos encontrar (DSM-V): Trastorno de ansiedad por separación, mutismo selectivo, fobia específica, trastorno de ansiedad social (fobia social), trastorno de pánico, Agorafobia, trastorno de ansiedad generalizada etc.

¿Son todos los trastornos de Ansiedad surgen igual de frecuentes? Los trastornos de Ansiedad son los problemas más frecuentes en Psicología y dentro de los Trastornos de Ansiedad los que se suelen dar más son la Agorafobia, Fobia social o Ansiedad generalizada. Agorafobia: Miedo intenso a los espacios abiertos donde es difícil poder escapar. Fobia Social: Miedo a ser juzgada por los demás o quedar en ridículo en las diferentes situaciones sociales.

Ansiedad Generalizada: La persona padece ansiedad/nerviosismo la mayor parte del tiempo, sin que la Ansiedad sea atribuible a situaciones concretas.

Nuestro Modelo de Tratamiento

CADE ofrece un tratamiento multidisciplinario, basado en la elaboración de un diagnóstico y un plan de intervención individual, acorde a las características y necesidades del paciente.

Un trastorno psicológico y/psiquiátrico tiene generalmente un origen genético y/o biológico detonado por experiencias difíciles y/o traumáticas tempranas o actuales que conducen al individuo a enfermarse. Por lo tanto, la intervención clinica en estos trastornos implica necesariamente el trabajo multidisciplinario de psiquiatría, psicología, medicina, nutrición y terapias complementarias. El tratamiento puede ser externo, interno o semi- interno.

MAS DE 19 AÑOS TRABAJANDO PARA TU SALUD

Tests Psicológicos

Si usted considera que está presentando un trastorno psicológico lo invitamos a realizar un Test en Línea que se acerque a su problemática.



Servicio a otros Profesionales

Cualquier Profesional de la Salud mental puede realizar un ingreso con nosotros. CADE otorga el apoyo a su Tratamiento: Médicos, Psicólogos, Psiquiatras, Nutriólogos



Estimulación Magnética
Transcraneal Profunda

Es un tratamiento innovador de la neuropsiquiatría, que se basa en crear campos magnéticos alternados de manera rápida, para generar la estimulación neuronal no invasiva, la cual permite incrementar mayores conexiones y logarar una mejoría en los pacientes.

Contacto

¡Gracias por contactarnos! Nos pondremos en contacto lo más breve posible

SIGUENOS A TRAVES DE REDES SOCIALES

CORREO: informes@cade.org.mx

TELÉFONO: (33) 12 04 03 43

(33) 12 04 03 44

(33) 33 43 73 47

(33) 14 85 14 85